¿A qué ritmo bajan de precio los smartphones? Un vistazo a los datos de los últimos seis años

¿A qué ritmo bajan de precio los smartphones? Un vistazo a los datos de los últimos seis años

Los iPhone no bajan de precio hasta que no se anuncia su generación posterior, y el resto de fabricantes van haciendo bajadas graduales. Hasta aquí el tópico. ¿En qué porcentaje bajan los precios de ese resto de fabricantes? ¿Quién hace mayores descuentos a sus teléfonos cuando han pasado unos meses del lanzamiento? ¿Estos descuentos son cada vez mayores, o cada vez menores? Para saberlo hemos recopilado unos 2.400 precios de smartphones en Amazon España durante los últimos cuatro años, gracias a CamelCamelCamel, Keepa y Archive.org.

Esos precios son de teléfonos de varios fabricantes (elegidos con la ayuda de los compañeros de Xataka Móvil) durante sus primeros veinticuatro meses en el mercado -algunos fueron descatalogados antes-, descartando algunos enfocados en la gama de entrada, sobre todo en marcas que destacan más por sus gamas superiores, así como de fabricantes que no sean globales. Xiaomi, al contrario que en la edición original de este artículo, sí aparece, ya que llegó a los canales oficiales de venta en España tiempo atrás. Empezamos con los surcoreanos.




Samsung: tras un 2017 manteniendo precios, en 2018 volvió a los grandes descuentos


Los teléfonos de Samsung han sufrido una metamorfosis en el 2018. Hace un año decíamos que se devaluaban cada vez menos, ya que los precios del S4 y el S5 cayeron hasta un 65% a los dos años de su comercialización, cifras que no se repitieron con los Galaxy S6 y S6 Edge, ni con el S6 Edge+, todos ellos habiendo cumplido ya los dos años en el mercado.

Del Note teníamos datos escasos: el 5 no llegó a España, del 7 mejor no hablamos y el 8 apenas llevaba un trimestre. El 6 nunca existió. Así y todo, tanto el 3 como el 4 resistieron mejor sus precios que los teléfonos "S". Ahora sabemos que el Note 8 mantuvo la tendencia, pero el Note 9 ha seguido la misma estela que sus hermanos los S9: Samsung ha bajado mucho más sus precios en 2018 que en los años anteriores. Posiblemente, la competencia ha ahogado más que nunca y las ventas de sus smartphones se han resentido, presumiblemente el motivo por el que se ha vuelto a apostar por bajar precios prematuramente.

Y un apunte final: los modelos "plus" o en su momento "Edge", que llegan junto a un hermano menor, también bajan menos de precio. Ocurrió con los S6, los S7 y está ocurriendo con los S8. ¿Es algo propio de Samsung, o le ocurre a más fabricantes? Vamos a verlo.

LG: descuentazos para revertir una tendencia negativa


LG es uno de los fabricantes que más temprano aplica descuentos agresivos a sus móviles. Aunque en el largo plazo los porcentajes no son muy diferentes a los de marcas competidoras, sí es cierto que en los primeros meses hay precios más lejanos que los originales. E incluso en ese largo plazo últimamente ha apretado con los descuentos, llegando el G6 a niveles escandalosos de bajadas de precios.

Mención específica también para el LG Flex, un terminal de 2014 que hizo ruido por su pantalla curvada pero no por sus ventas. Prueba de ello es que solo tuvo un sucesor con parecida suerte y nunca volvimos a saber de los smartphones curvos de LG. Este escaso interés se refleja en su precio, que cayó un 70%... y aun así no cayó tanto como ha caído el precio del G6 casi dos años después de su lanzamiento.

Huawei: a grandes precios, grandes descuentos


Con mucho ruido pero también muchas nueces, Huawei se ha abierto paso a lo grande en la industria móvil global y sobre todo española, donde en algún momento puntual han llegado a desplazar a Samsung del primer puesto en ventas. En un país con un salario mínimo muy inferior al de los vecinos europeos y una tasa de paro que no explica la tranquilidad en las calles, el precio es un factor clave. Huawei no solo suele contar con precios de salida inferiores a los de sus rivales, sino que aplica descuentos algo superiores en los primeros meses en los escaparates. Menos que LG, pero más que el resto.

No obstante, sus precios son, por lo general, cada vez más estables, dentro de la lógica bajada. Mientras que en los tiempos de P6, P7 y P8 los descuentos en los primeros meses eran fuertes, de entre el 20% y el 30%, desde el P9 se mueve entre el 5% y el 20%.

Y un apunte más: sus descuentos más potentes coinciden con la llegada reciente de sus terminales más caros jamás lanzados, llegando alguno a superar la barrera psicológica de los 1.000 euros. Ahí es donde quizás más se nota el legado de Huawei en gamas inferiores: son estos terminales los que más bajan de precio al poco de llegar al mercado.

Apple: la vida sigue igual


Poco que contar de Apple: más allá de descuentos puntuales de tiendas concretas que asumen la caída, tiene precios inflexibles. Como curiosidades sí podemos señalar que el iPhone 5c es el que más ha rebajado su precio tras el primer año (un 33,4%), con la llegada de la generación posterior, y que los Plus tenían menos bajada de precios que los modelos "normales" hasta este año, con el 8 quedando más rebajado porcentualmente que el 8 Plus. ¿Tendrá algo que ver el empuje de una pieza nueva en el tablero llamada XR?

Y otro detalle: los 7 y 7 Plus son los que más han bajado su precio tras el primer año desde que Apple tiene teléfonos de más de 4 pulgadas. Ni los 6 ni los 6s cayeron tanto como ellos: un 16,9% en el caso del 7 y un 14,3% en el caso del 7 Plus. Más que con los 8... y el X desapareció a los diez meses de llegar a los escaparates.

Sony: expediente X-peria


Sony es un fabricante ligeramente más comedido que Samsung en las caídas de precios de sus teléfonos a lo largo del tiempo. Sus terminales tampoco siguen un patrón común, ni siquiera si separamos por generaciones. Entre los últimos modelos destacan el Xperia X, que al año y medio de venderse tuvo un descuento mucho más elevado de lo habitual entre el resto de marcas: casi un 65%, algo que en esos plazos solo tiene parangón en el malogrado LG Flex y el G6 de la misma casa. Solo el XZ1, más reciente, se le acerca.

Por lo demás, oscilaciones irregulares. El Xperia X Performance se empezó a vender a un tercio de su precio original pasados seis meses de su llegada, pero la rebaja del XZ en ese tiempo fue mucho menor -menos de la mitad- y la del XZ Premium, a las puertas del sexto mes, es de apenas un 11%. Sony es quizás quien cuenta con un patrón menos claro. Aunque sus bajadas de precios, por lo general, sí son cada vez menores, algo que ya pasaba hace un año y en 2018 se ha consolidado.

Motorola: sin teléfonos de 1.000 euros, las rebajas son menores


Motorola, ahora propiedad de Lenovo, es una marca peculiar dentro de las que hemos visto hasta ahora. Aunque nos hemos centrado hasta ahora en fabricantes de terminales de gama alta o media / alta, y Motorola también lo es, hemos querido ver la evolución de teléfonos tan icónicos como los de la serie G de Motorola, muy asequibles.

Pues bien, en cualquier gama, Motorola es uno de los fabricantes que menos bajan de precio sus móviles en los primeros meses a la venta, descontando a Apple y su férrea política de precios. Si vemos el panorama de los dos años completos, la historia se normaliza: Motorola también va segando los montantes. Caso especial es el del Moto Z, que a punto de cumplir el año y medio pasó de una bajada de menos del 20% a más del 50%. Stock fuera por la vía rápida.

El Moto G2, por su parte, fue uno de los teléfonos que mejor resistió el paso del tiempo respecto a su importe original. En cualquier caso, también cumple otra premisa esperable: es más complicado rebajar un 25% el precio a un teléfono de 250 euros que a uno de 1.000. Y Motorola tiene mucho más de lo primero que de lo segundo: su gama alta sigue lejos de las cuatro cifras.

HTC: cualquier tiempo pasado, definitivamente, fue mejor


HTC, definitivamente, tuvo épocas mejores. Las gráficas de cada buque insignia a lo largo de los años son reveladoras: en 2013 podían permitirse el lujo de mantener su precio bastante estable, al menos en comparación con el resto. Poco a poco la situación de la empresa fue empeorando y los móviles fueron haciendo caer su coste más y más.

La curiosidad de HTC está en que sus últimos lanzamientos, los de después del HTC 10, están siendo menos rebajados en sus primeros meses que los anteriores. Descatalogaciones prematuras y una incógnita como Taiwán de grande sobre el futuro de esta empresa que pasó de tigre a felpudo en un abrir y cerrar de ojos.

Nokia y Microsoft: cuando Windows tenía versión para smartphones


Los fabricantes de los Lumia, que ya se dieron por vencido en el móvil y pasaron a centrarse en el software para las dos plataformas que ganaron la guerra, iOS y Android, destacan por la escasa vida en el mercado de sus dispositivos. Y no solo en los últimos meses: añejos como el 1020 y el 1520, ambos de 2013, duraron poco más de un año en los escaparates. Y lo mismo con los que les siguieron.

En cuanto a precios, ni Nokia ni Microsoft siguieron políticas agresivas para tratar de revertir su mala situación. Sus bajadas de precio no fueron superiores a las de LG, Sony, Samsung o Huawei. Al revés. Es más: sus últimos Lumia de gama alta presentados, los 950 y 950 XL, mantuvieron su precio inicial más tiempo del habitual.

Esta sección no ha sido modificada en la actualización de febrero de 2019 por motivos obvios. De ahí que la estética de la gráfica sea la usada un año atrás, difiriendo de las actualizadas.

Honor: precios demasiado contenidos como para rebajarlos en exceso


No queríamos dejar fuera a Honor, que ha hecho de los smartphones idénticos a los de Huawei pero con mejor diseño y mucho mejor precio su seña de identidad. Desde que pasó de submarca a filial del fabricante chino ha ido perfeccionando este arte, que además no da señales de estar lacerando las ventas de su hermana mayor. Ni mucho menos.

¿Bajan mucho de precio los Honor? No. Bajan muy poco. Algo que tampoco debería ser de extrañar: sus precios iniciales ya son realmente buenos y ajustados, sobre todo en relación a la calidad que ofrecen. Con el Honor 8 y el 8 Pro ha llegado la consolidación del precio casi invariable en los primeros meses a la venta.

Xiaomi: solo rebajas en los smartphones premium


Estar presente en los Premios Xataka 2018 sirvió para dos cosas: conocer gente maja, y quedarme claro la gran pasión que levanta Xiaomi entre buena parte de la comunidad xatakera. Arriba los globos naranjas. Así que imagino que había ganas de que llegara Xiaomi a este artículo -el año pasado se quedó fuera por no tener todavía un recorrido mínimo en su distribución a través de canales oficiales-.

La política de precios de Xiaomi en este sentido es simple de resumir: baja sus precios muy poco, algo comprensible como en el caso de Honor: ya se consideran muy ajustados, especialmente en el caso de los modelos de entrada y menor coste. En otros de precios superiores, como los Mix de marcos ultrarreducidos, la cosa cambia y sí llegan descuentos mayores, más en la línea de los habituales en otras marcas. En los de precios menores se llegan a ver precios que bajan ligeramente y vuelven a colocarse enseguida en la casilla de salida.

El tercer mes y la pregunta recurrente

Quien quiere comprar un iPhone sabe que cuanto antes lo haga, mejor, ya que su precio permanece invariable entre el primer y el undécimo mes. En cambio, quien compra un teléfono de otro fabricante a menudo se encuentra en la encrucijada de decidir entre tenerlo desde que todavía es una novedad o dejar pasar unos meses y hacerse con él ahorrando muchos euros por el camino.

Un buen equilibrio entre esas dos opciones suele ser esperar al tercer mes, cuando el smartphone todavía tiene la vitola de nuevo pero ya no pide a cambio un desembolso tan grande como en su primer día en el expositor. Veamos pues cuánto ha bajado de precio cada smartphone tras tres meses vendiéndose. Están ordenados de forma cronológica, así podemos hacernos una idea de la tendencia de cada fabricante.



Como podemos ver, Huawei (Honor en menor medida) y Samsung son los únicos fabricantes que están aumentando los descuentos a sus teléfonos en ese primer trimestre de vida. El resto -Apple aquí no cuenta, claro- están alejándose de la moda de hace unos años y las grandes caídas: esperar unos meses para la compra ya no tiene tanto sentido como antes. Seguimos reteniendo algo de dinero, pero por lo general, menos que en los felices 2013-2015.

Bonus final: ¿hay "efecto iPhone" en Samsung?

¿Samsung se prepara para los lanzamientos de iPhone rebajando el precio de sus Galaxy S? Los Note salen, mes arriba mes abajo, de forma simultánea a los teléfonos de Apple, pero los Galaxy S se encuentran en la mitad de su ciclo, y quizás una rebaja agresiva pueda hacer que muchos posibles compradores de iPhone decidan escatimar unos euros en favor del Galaxy S de turno. ¿Ocurre esa rebaja?


No. Los Galaxy S de diferentes generaciones no siguen ningún patrón de precio que sugiera algo así. En algunos casos, las mayores bajadas de precio ocurrieron antes del día de la keynote de Apple. En otros, meses después. Lo único común en todos los modelos es una tendencia natural a la baja, sin que haya pistas de que nada especial ocurre. Lo que pueda hacer Samsung con sus campañas de marketing en esas fechas ya es otra cuestión.


Este artículo ha sido actualizado íntegramente a fecha de febrero de 2019, añadiendo nuevos terminales, ampliando los listados de precios de otros e incluyendo a Xiaomi, marca inédita en la versión original.

.





Fecha: 16-02-19
Categoría: Smartphones

Leer Más Todas las noticias

TODOMOVIL Copyright © 2019

Mapa del sitio Usuarios navegando 89